Buscar



Cuando los Derechos Humanos son izquierdos

Lorenzo Aguirre

El Consejo de las Naciones Unidas trató la problemática sobre los Derechos Humanos en Venezuela, y luego del debate se llegó a la votación. Uruguay no estuvo presente durante las exposiciones y discusiones, ni en dicha votación. Por lo expresado, al demostrar total ausencia, el gobierno de nuestro país deja muy claro que no le importa un tema tan caro para la humanidad – algo gravísimo -, a menos que sea para defender posturas ultraizquierdistas, y de terroristas. El tratamiento sobre el motivo de referencia, a cargo de Naciones Unidas, fue a raíz del “Informe” de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, la Sra. Michelle Bachelet. En nuestro parlamento, el senador Ope Pasquet propuso se discutiera al respecto, y luego votar una resolución con el sentir de la Cámara sobre el “Informe Bachelet”, y la situación de Venezuela. Por último, el Representante Nacional por el Partido Colorado solicitó la habilitación para abordar el tema. Se llevó adelante la votación para tratar, o no, el análisis, y obtener una postura donde todos los partidos políticos manifestaran su pensar. La misma arrojó 34 a favor, en 82, haciendo un resultado por la negativa. Realmente, ¡patético! Asimismo, no faltaron manifestaciones respecto a que, Michelle Bachelet, se convirtió en fascista, igual que el actual Secretario General de la Organización de Estados Americanos, el ex Canciller uruguayo Luis Almagro. A decir verdad, la falta de moral por parte de la ultraizquierda, no tiene límites. El pueblo uruguayo… ¿continuará votando a esa clase de gente? ¿Esos, son los valores de la mitad de los ciudadanos? ¿Tan bajo han caído?¡Qué tristeza!

 

Antes de lo ocurrido en el Parlamento uruguayo el Frente Amplio había votado también por la negativa la moción del Representante Nacional Javier García (Partido Nacional), en repudio al gobierno del presidente venezolano Nicolás Maduro, por considerarlo una dictadura. Dicha petición también era apoyada por la oposición al gobierno “progresistas” uruguayo.

El debate parlamentario fue luego que, el ministro Danilo Astori – en primer lugar -, posteriormente el ex intendente Daniel Martínez, y el ex senador José Mujica reconocieran públicamente la dictadura en Venezuela, pero, claro, a menos de dos meses de las elecciones …

¿No será estrategia política? Porque parafraseando a Clark Gable en el filme “Lo que el viento se llevó”, a las tres figuras del Frente Amplio les ha importado a lo largo de todos estos años, “un bledo”, la situación del pueblo venezolano.

Volviendo al tema; las mociones fueron tres:

a) “el Senado expresa su condena a la dictadura del presidente Nicolás Maduro, y manifiesta solidaridad con el pueblo de Venezuela, víctima de represión y violencia ejercida por el gobierno, y exige el cese inmediato”.

¡El Frente Amplio la rechazó!

b) “la solución a los problemas de los venezolanos no puede ser dada mediante el uso de la fuerza, o intervenciones armadas”.

¡El Frente Amplio también la rechazó!

c) “que la Corte Penal Internacional investigue los crímenes de lesa humanidad cometidos por Nicolás Maduro”.

¡También tuvo el rechazo del Frente Amplio!, izquierda que tanto habla hasta el cansancio de Derechos Humanos, búsqueda de desaparecidos, y crímenes de lesa humanidad.

Pues, bien, solo se contó con catorce (14) votos, en treinta (30); por tanto, fueron rechazadas.

Para la denigrante ultraizquierda, aquí, los valores no sirven, porque todo se mueve por afinidades ideológicas, y por supuesto relaciones económicas, comerciales, etc. A los deplorables patéticos marxistas, leninistas, comunistas y terroristas, solo les interesan los desaparecidos y muertos que comulgaban con esa ideología, porque los demás, no importan.

La realidad, es, que, en la situación de Venezuela, no hay términos medios; o se considera una dictadura, y hay crímenes de lesa humanidad, o se está con el dictador y asesino Nicolás Maduro.

Para la senadora Mónica Xavier, “el informe de Bachelet, es “preocupante, pero la estrategia seguirá siendo siempre la negociación”.

Estimado lector… ¿quedó claro? Pero no se asombre porque no ha faltado algún inmoral que dijera: “en Venezuela hay democracia plena”.

Por su parte, Rubén Martínez Huelmo, dijo: “por los negocios de exportación con Venezuela, ya se expidió el Poder Judicial. Pero hay senadores que se creen encima del Poder Judicial”

Supongo que Don Martínez se refería al ex senador José Mujica, por su expresión “la ideología por encima de la Justicia”. ¿No?

La senadora Constanza Moreira, señaló: “Uruguay ha sido la punta de lanza de la negociación, y quien sabe por qué la oposición no se hace cargo y acompaña al gobierno”.

¡De terror, Constanza, de terror!

¿Qué se puede esperar de una mezcla de anarquismo, marxismo, comunismo, y guevarismo? ¡Por favor!

 

 

Michelle Bachelet “se pasó a los fascistas”

 

El candidato al senado por el Partido Comunista, Oscar Andrade, dijo: “el informe de la Alta Comisionada de la Organización de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, sobre la problemática venezolana, no hace cambiar mi opinión”.

La Sra. Bachelet denunció la erosión del estado de derecho en Venezuela, y su lapidario informe señala: “más de siete mil personas fueron asesinadas por resistencia al gobierno del dictador Nicolás Maduro”, el cual, hipócrita y totalmente falto de valores morales manifestara: “ha sido para seguridad del pueblo bolivariano, dentro de operaciones necesarias para que, la ciudadanía, pueda trabajar y vivir tranquila”.

Más tarde, el “Informe” dice: “se sometió a hombres y mujeres, a formas de tortura, o trato, o pena cruel, inhumana y degradante, como la aplicación de corriente eléctrica, asfixia con bolsas de plástico…”.

Para la ultraizquierda uruguaya los países no deben interferir en “asuntos internos”.

Bajo la asesoría y control de militares cubanos el gobierno del dictador Nicolás Maduro ha reformado el Servicio de Inteligencia, espiando dentro de sus propias Fuerzas Armadas, llevando el terror a los propios integrantes, porque, sin Juicio, son enviados a la cárcel, otros “encienden mal el motor del coche”, y algunos, debido a “amnesia”, se equivocan las calles, y avenidas, entonces se pierden y “no se les puede encontrar”.

Cuba, manda en Venezuela, y esto le permite al ultraizquierdista dictador Nicolás Maduro, continuar en el poder.

Asimismo, Venezuela es una “sucursal” de operaciones de Irán, y Hezbollah, desde donde se busca apoyar el terrorismo, y carteles de droga.

Ahora, para muchos del Frente Amplio la Alta Comisionada de la Organización de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, se ha pasado a la derecha, convirtiéndose – al igual que el Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro – en una fascista.

No estamos hablando de una derechista, nos referimos a una mujer del Partido Socialista que fuera dos veces presidente de Chile, una señora víctima de la dictadura de Augusto Pinochet, una joven – en su momento – cuyo padre fuera torturado y asesinado por la dictadura de referencia, y una Bachelet que también sufriera tortura, y más tarde exilio político.

La majadería de muchos ultraizquierdistas uruguayos, es como el universo: ¡no tiene límite!

 

 

Deja un comentario