Buscar



El choque de dos ideologías Los límites al republicanismo

Tabaré Viera

El debate legislativo de la Rendición de Cuentas del Gobierno, ha sido un debate ideológico. Creo que de las actas taquigráficas con los dichos del oficialismo y la oposición, se pueden observar claramente las diferencias ideológicas que quedan impregnadas en este proyecto. No ha habido un solo argumento que justifique que el mentado artículo 15, por el que se privilegia a Estado ante la razón jurídica dictada por el Poder Judicial, es constitucional, y por lo tanto, posible de ser considerado en un ámbito donde se debe privilegiar la ley.

Debemos ser enérgicos en decir que no se pudo rebatir un solo argumento contra la afirmación de inconstitucionalidad de esta norma, donde queda nítido el quebrantamiento de la separación de poderes sobre e que se funda nuestro sistema republicano.

Los justificativos que hemos escuchado procedentes del oficialismo frentemplista, es que “se debe atender el bien general, en desmedro del bien particular”. Y eso, fundadamente, resulta una afirmación ideológica que tenemos la obligación que la sociedad conozca. Y no queda otra que ser muy enérgicos en decir que allí radica, en esa máxima puesta hoy de manifiesto con tanto énfasis, que no es más que diferencia entre el marxismo y el liberalismo. Nosotros creemos que el centro del objeto de la atención del Gobierno, debe ser el individuo, y por eso nos oponemos a una norma que en definitiva hace que el Estado tenga la discrecionalidad de hacer las diferencias que quiera, hasta cumplir o no cumplir con una sentencia que es la razón de existencia de otro de los poderes del Estado, como lo el Judicial.

Hemos escuchado argumentos de que en este Gobierno se ha estado a favor de muchas cosas buenas, de que se han defendido con leyes el derecho de los trabajadores, y que eso debe ser razón suficiente para no asumir la inconstitucionalidad del artículo 15 que sobrepone al Estado ciertos derechos en perjuicio de la ciudadanía.  Y esta diferencia entre lo que el Frente Amplio sostiene y defiende, y lo que la oposición sostiene y defiende, no es más que el choque de dos ideologías.

La cuestión de fondo podrás vestirse como se quiera, podrán ser muy loables los fines perseguidos, pero la defensa de los límites del autoritarismo y el privilegio del Estado de Derecho no son cuestiones negociables.

En suma, esto fue el poder versus la libertad, la seguridad jurídica y el republicanismo.

Por eso, sin vacilaciones, decimos que habrá un antes y un después a partir de esta ley.

012-origen-de-las-divisas-la-batalla-de-carpinteria

Deja un comentario