Buscar



Elecciones Regionales en Sicilia

Lorenzo Aguirre

 

Nello Musemeci, representante de centroderecha, candidato a gobernador en Sicilia, venció con casi el cuarenta por ciento de los votos, situando a Silvio Berlusconi (“Il Cavaliere”) al frente del mapa político italiano, estimulando entonces la alianza de su partido “Forza Italia” con los derechistas “Liga Norte”, y “Hermanos de Italia” – de postura antiinmigración, anti Unión Europea -, y poniéndolos en el primer lugar para las elecciones nacionales del próximo mes de mayo.

 

Se suponía que, el Movimiento Cinco Estrellas (M5E) sería el triunfador – según la última encuesta-, y además parecía que se llevaría por delante una clase política considerada ineficiente.

También, a pocas horas del cierre de los circuitos electorales algunos medios de comunicación “hicieron fuerza”, destacando que arrasarían, llevándose una mayoría enorme de los setenta sillones de la Asamblea Regional y por supuesto obteniendo con comodidad el cargo de gobernador.

Estudiamos durante un par de semanas la esencia siciliana, como asimismo su memoria, los movimientos políticos de los últimos años, y consideramos que, el resultado, sería favorable a la propuesta de Nello Musemeci, más teniendo presente que, tradicionalmente, la isla tiene un electorado conservador.

Musemeci obtuvo el cuarenta por ciento de los votos, mientras que Giancarlo Cancelleri – “Movimiento 5 Estrellas” – lograra un treinta y cuatro, y el demócrata Fabrizio Micari, el dieciocho porcentual.

A decir verdad, el M5E (Movimiento Cinco Estrellas), que no se identifica como partido político sino como una especie de “libre asociación de ciudadanos” – fundada en el año dos mil nueve por el cómico, actor y político Beppe Grillo -,  definida como agrupaciòn ecologista, antieuro, eroescéptica, que aboga por la democracia directa y la política financiada por corporaciones privadas – no por fondos públicos -, quedó consternada por el resultado.

El movimiento había rechazado aproximadamente cuarenta y dos millones de euros – unos cincuenta millones de dólares – en reembolso por las elecciones generales del año dos mil trece, mientras sus diputados renunciaron a parte de su salario, dando una imagen bastante diferente en la política local, siendo una especie de conducta ejemplar, de cara al pueblo siciliano.

En las regionales de dos mil doce, el “Movimiento Cinco Estrellas” logró quince escaños de los noventa establecidos en la Asamblea Regional, y un año después, en las generales, fue el más votado, con un veinticinco por ciento – ocho millones y medio de electores -, dejando en segundo lugar al Partido Demócrata, y tercero al “Pueblo de la Libertad”, pero sumados los votos de las listas coaligadas – esos dos partidos -, el “5 Estrellas” quedó en tercer lugar.

En las “Europeas” del año dos mil catorce, el “Movimiento Cinco Estrellas”  fue protagonista en las elecciones al Parlamento Europeo, y se llevó la friolera de casi seis millones de votos, logrando de esa forma poco más del veinte porcentual, equivalente a diecisiete sillones en la cámara Eurodiputados.

Así, se integró al grupo “Europa de la Libertad y Democracia”, conformado por eurodiputados independientes, siendo su referente el Partido de la Independencia, de Reino Unido (UKIP), agrupación de derecha populista, formación euroescéptica, que ha defendido el abandono por parte de Reino Unido, de la Unión Europea.

Junto a ellos, el partido de extrema derecha “Demócratas de Suecia”, el eurófobo lituano “Orden y Justicia”, y la línea checa “Partido de los Ciudadanos Libres”, entre otros.

 

Silvio…entre la mafia y el muro

 

El triunfo de Nello Musemeci ha puesto nuevamente en primera plana y con firmeza en el tablero político nacional – también internacional -, a Silvio Berlusconi – empresario, político, magnate de los medios de comunicación, y fundador de “Forza Italia”, que posteriormente se integraría a la coalición “El Pueblo de la Libertad”, partido de centroderecha disuelto en dos mil trece -, de ochenta y un años de edad.

Berlusconi fue Presidente del Consejo de Ministros de Italia, en 1994 – 1995, 2001 – 2006, y 2008 – 2011. Ministro de Relaciones Exteriores, en dos mil dos, y al año siguiente Presidente del Consejo Europeo.

Apoyó la guerra contra el terrorismo, enviando tropas a Afganistan, a la guerra de Irak, y colaborando junto a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) para derrotar al ex líder Muamar al Gadafi, en la intervención militar en Libia, en el año dos mil once.

Berlusconi fue una de las figuras más significativas respecto a la caída del Muro de Berlín, definiéndolo como “el más terrible y sangriento jamás creado por el hombre”.

Vale recordar que, el Muro de Berlín, del cual se cumplió el pasado 9 de noviembre veintiocho años de su caída, formó parte de la frontera interalemana – a lo largo de cuarenta y cinco quilómetros dividiendo la ciudad de Berlín, más ciento quince rodeando la parte oeste  – desde el trece de agosto de mil novecientos sesenta y uno.

El símbolo más conocido de la Guerra Fría, denominado por el comunismo como “muro de protecciòn antifascista”, “fue levantado para proteger a la población de las conspiraciones que existían contra la construcción de un Estado Socialista”.

En realidad, toda una verdadera mentira que sirviò por casi treinta años para impedir, entre otras cosas, la emigración masiva hacia Alemania Federal.

Pero volviendo a Silvio Berlusconi; el triunfo del candidato de centro derecha Nello Musemeci – en las Regionales de Sicilia – refleja las tendencias políticas para toda Italia, también la preocupación existente en la ciudadanía en temas tales como, desempleo, deuda económica, flujo de inmigrantes rescatados en el Mediterráneo, entre otros, y manifiesta la aprobación para que, el líder de “Forza Italia”, regrese al ruedo.

Berlusconi… “¡el líder indiscutido!….”

Para una mayoría, “es la única figura, y la esperanza, para salvar a Italia”, y desde ahora estaría en primer lugar de cara a las elecciones nacionales del próximo mes de mayo.

En el año dos mil trece la Corte Suprema de Casación lo condenó – por fraude – a cuatro años de prisiòn.

Actualmente, Silvio Berlusconi es investigado por conexiones con los atentados de la mafia siciliana en mil novecientos noventa y tres, y por presuntos acuerdos con la organización criminal.

Bueno…¿alguna persona es “perfecta”?

¡Que tire la primera piedra!

¡Parece que vivimos en un mundo desvalorizado!

Deja un comentario