Buscar



“Inmaculadas figuras” por el “bienestar” de los pueblos

Lorenzo Aguirre

El solsticio ha llegado entre penumbras, y San Juan el Evangelista descorre lentamente sus “puertas cósmicas” mientras diciembre se marcha taciturno dejando paso al dios Jano mirando un pasado vapuleado y un futuro incierto, complejo, pleno de dificultades, pero poniendo un pensamiento de esperanza por el “por….venir”, mientras la humanidad se aferra a una fe ciega, que, quizá, lamentablemente, no la lleve muy lejos. Según los “especialistas” en el “decir del universo”, los hombres que conducen el destino de los pueblos, tanto en Estados Unidos, como en Latinoamérica, y Europa, traerán a través de sus anhelos, “tiempos de paz, y crecimiento”. Pero…¡es tan difícil creer!…Los Reyes abandonaron su “magia”, y los poderes del incienso, oro y mirra, ya no cobijan al “Niño” Jesús que, desde su pesebre, renace para “despertar” a una humanidad que festeja su llegada, inundados en “brebajes maléficos”, adorando el sexto pecado capital, estacados en fanatismos, y dogmas. Muchos “conductores” de pueblos latinoamericanos seguirán “luchando” por el “bienestar” de sus conciudadanos, en busca de “un mundo mejor”.¡Hace tiempo  ha bajado el telón de la comedia….!…¡ parece no darnos cuenta!

Vamos a empezar por los “conductores latinoamericanos que luchan por el bienestar de su pueblo”; por un lado tenemos al chico Evo, que desde el año dos mil seis está como mandatario de Bolivia, y en “busca del bien” se ha proclamado candidato para las elecciones del año dos mil diecinueve.

Las urnas y la constitución le negaron continuar por un cuarto mandato, pero el Tribunal Constitucional le dio luz verde y lo habilita para postularse de forma indefinida….. si…. como lo está leyendo….¡indefinida!

Nos vamos a Paraguay; resulta que Mario Benítez, del Partido Colorado, y Efraín Alegre, del Partido Liberal, serán los candidatos el próximo veintidos de abril, para ocupar el asiento presidencial.

El favorito – al menos por el momento – es Mario Benítez, hijo de un excolaborador de la dictadura de Alfredo Stroessner, entre mil novecientos cincuenta y nueve, y mil novecientos ochenta y ocho.

Este hombre considera que su padre no ha sido “colaborador” y que dicho gobierno, no fue tan totalitario…

De Paraguay, pasamos a Honduras…

¡Saben el problemita!

El candidato Salvador Nasralla, ha calificado de fraude los comicios de su país, luego que, el Tribunal Supremo Electoral proclamara presidente a Juan Hernández.

La controversia por la candidatura de Hernández se debe a que, la Constitución, prohibe la reelección.

Pero, bueno…¡“aunque sea inconstitucional el muchacho lucha por el “bienestar” del pueblo”!

Ahora, descendemos por el Pacífico y nos encontramos que, al presidente de Perú, Pedro Kuczynski, le sonríe la rueda de la fortuna, y ha logrado no ser destituído – por el caso de supuestos pagos recibidos de la constructora “Odebrecht” – debido a que la oposición no consiguió los votos para removerlo.

Al parlamento unicameral de ciento treinta miembros le faltaron ocho votos para que Kuczynski, fuera invitado a abandonar el sillón presidencial.

Kuczynski, tendrá – guste, o no – que conceder algunas cuantas cositas a la oposición, si pretende continuar “gobernando” los tres años que le faltan, y por supuesto le recordarán los “tratados” a cumplir, como la liberación del expresidente Fujimori, que se encuentra preso por abusos a los Derechos Humanos.

En Chile, la izquierda está muy molesta por el resultado de las elecciones en el cual ampliamente ganó Piñeda.

Cincuenta y cuatro puntos contra cuarenta y cinco no es poca cosa, pero para los señores “populistas”, los medios de comunicación tuvieron influencia e injerencia, apoyando a Piñeda.

Para los chicos “progresistas” el poder de los medios periodísticos – “que deberían ser imparciales, dar solo noticias y no intervenir en absoluto” – “aturdió” al pueblo.

Estaba recordando una célebre frase del presidente Salvador Allende, en su discurso en el Primer Congreso Nacional de Periodismo, y que, el diario “El Mercurio”, lo publicara con fecha nueve de abril de mil novecientos setenta y uno: “La objetividad no debería existir en el periodismo, porque el deber supremo del periodista de izquierda no es servir a la verdad, sino a la revolución”.

¡Inmaculado!

¿Cambiamos de país?

En Argentina, la expresidente Cristina Fernández – ahora senadora – apela su procesamiento con prisión preventiva y el embargo, en la causa de traición a la patria por presunto encubrimiento de iraníes acusados de atentar contra la Amia.

¡No hablemos del garoto Lula…. Temer..  Maduro!

Vamos a Estados Unidos; lo del presidente Donald Trump ya es delirante. Entre la construcción del famoso muro, el problema con el reconocimiento a Jerusalén como capital de Israel, la relación con Rusia, la posición hacia Cuba, sus conceptos hacia los inmigrantes, y la lucha de soberbia con el chico fatal Kim Jong Un – que cada día se vuelve más…¿pragmático?…¿es el término apropiado?-, etc, etc….¡uff!, muy agotador para entrar en nota llegando a fin de año.

Por último, el “brexit”, y desde hace tiempo el asunto catalán que culmina en las elecciones de la semana pasada.

El partido “Ciudadanos” fue el más votado, pero no tendrá apoyo de mayoría para formar gobierno.

La agrupación de referencia se llevó más de un millón de votos que le representaron treinta y siete escaños sobre ciento treinta y cinco, en un parlamento con setenta diputados independentistas.

¿Qué pasa de ahora en adelante?

Carles Puigdemont y sus chavales podrán llegar al Parlamento, y de esa forma tomar posesión del escaño, pero eso no los habilitará a asistir a las sesiones.

Esto traerá aparejado entonces la pérdida de la mayoría absoluta.

¡Aquí, estará entonces la demostración de los “intereses”, y la lucha para “brindar lo mejor al pueblo”.!

Posiblemente, lo honorable sería ceder sus lugares a los que siguen en el orden de listas. De esa manera se lograría formar gobierno.

Pero…

Al parecer, los partidos secesionistas tomarían un “descanso” respecto a la vía unilateral de lucha por la independencia.

Estamos llegando a fin de año…

Al barbudo Noél, lo hemos recibido con cuarenta minutos compulsivos de petardos, ceremonial “místico”- a modo de avant – premiere al “exótico” pecado capital que forma parte del “código ritualístico”- donde muchos atontados por el alcohol, le dieron la bienvenida al Nazareno, que aturdido y asustado ante tanto engendro terrícola, se removió en su triste y humilde pesebre.

En pocos días, don Melchor, acompañado del muchacho Gaspar, y el negro Baltasar, se convertirán en “magos” químicos, transmutando las esencias para dar simbolismo cósmico y honrar eternamente al avatar de todos los tiempos, que una vez más, llega para redimir los pecados del mundo.

Deja un comentario