Buscar



La oposición

Lole Hierro

El FA lleva ya varias inconstitucionalidades en su haber y el talante antirrepublicano es notorio y hasta agresivo.

La oposición empieza a reaccionar y se muestra unida ante el atropello. Buena cosa.

Pero el éxito del FA es estructuralmente “gramsciano” y con más plata en la calle y el poder de los aparatos estatales, es gran candidato a ganar la elección.

El desafío es de la oposición que de la foto debe pasar a la acción conjunta por los temas: en seguridad hay experiencia y se pueden proponer acciones efectivas; en educación hay grandes cuadros y desde la convicción que los sindicatos no son los que mandan, se pueden revisar programas, educar para el futuro mundo del trabajo sin prejucios ideológicos y apostar que ya no sólo se aumente las Escuelas de Tiempo Completo sino que a nivel local se generen verdaderas comunidades educativas en zonas de contexto desfavorables; los tratados de libre comercio deben ser una línea de trabajo sin trabas y se debe debatir hasta dónde Mercosur sí o no; el medio ambiente y su temática debe estar en la agenda; la seguridad social será inevitable; la rebaja de impuestos urge, el IRPF habrá que irlo derogando paulatinamente y eso hay que estudiarlo; en las políticas sociales un Estado presente pero con un talante en dónde al débil se lo ampare en su situación para darle herramientas que le permitan progresar, no debería ser un obstáculo.

Naturalmente que habrán arduos intercambios para acordar, porque hay historias e identidades distintas. Pero de esto se trata la política y en estos temas, reitero, no deberían existir grandes obstáculos.

Sólo así se podrá presentarle frente a una fuerza política potente y mostrarle a la ciudadanía que existe una esperanza ante la desvanecida que gobierna.

Cada partido con su perfil y propuesta electoral, pero acordando la agenda del futuro Uruguay.

Es hora si se quiere cambiar.

 

Deja un comentario