Buscar



Migración problemática y sin control

Zósimo Nogueira

La migración descontrolada es nociva y peligrosa.

Los fenómenos sociales de la región, las afinidades ideológicas, conflictos políticos, crisis humanitarias sin precedente, la fuga masiva de disidentes que huyen  de la represión han generado una movilidad migratoria nunca vista por estas latitudes con impacto en nuestra forma de vida.

Los alineamientos políticos respecto a los países vecinos y especialmente a las grandes potencias económicas modifican las corrientes migratorias.

Hasta hace algo más de una década las migraciones eran escasas y seguían las normas migratorias. Mujica y sus seguidores estimularon sin éxito el ingreso de nativos de la región sudamericana; luego  promovió la traída de un grupo de familias sirias, con grandes costos para el estado, viajes a Siria de emisarios del gobierno para seleccionar familias sin advertir la barrera de las grandes diferencias culturales y religiosas.

Fue un fracaso, la mayoría prefirió volver a su tierra que permanecía en situación de guerra.  Aprovechando la mentalidad de los gobernantes del momento EEUU nos involucró en la recepción de presos de Guantánamo, con huelgas de hambre, vivienda y pensiones salariales para los presos apoyados por el Pit Cnt. Todo un capitulo para Jihad Dijab viajando por diversas regiones del Uruguay, Sud América y el mundo.

Inicio su periplo con muletas y según el Observador del 23/7/18 finalizo detenido en Turquía, país que lo deportó a Siria en donde se encuentra condenado a muerte. No hemos sabido más

En Uruguay generó conflictos, y fue objeto de acusaciones por estafa. Hubo denuncias de violencia doméstica a ambos colectivos. (Al de los sirios y al de los ex Guantánamo).   Fuera de estas situaciones se mantenía un moderado movimiento migratorio, siendo por momentos más los egresos de nacionales que el ingreso de extranjeros. Vinculados a temas laborales, por zafra o a término.

En cuanto al flujo de refugiados siempre lo manejo una dependencia de la iglesia metodista, vinculada al ACNUR y últimamente el Cedhu, no superaban el centenar pero hoy su número se ha cuadruplicado, solicitud mediante muchos son rechazados, pero a todos se orienta sobre apoyos estatales. En las fiestas se entregaron 275 canastas a los más carenciados y se les apoya con pequeños aportes económicos en forma mensual.

Pero a esto que ya pasa a ser histórico, debemos sumarle los contingentes  de inmigrantes que están llegando, no en forma individual o familiar sino en forma de hordas, con comportamientos grupales para subsistir, incluso ignorando nuestra legislación y con cronogramas pre establecidos que incluyen actividades ilegales y estrategias de victimización como defensa.

Los primeros contingentes de inmigrantes obedecieron a causas de persecución política como fue el caso de los Venezolanos, disidentes de Chávez y Maduro. Nuestro país vivía un buen momento económico, siempre se respetaron  los derechos individuales y esos inmigrantes se relacionaron con políticos uruguayos opositores que en forma antagónica al gobierno condenaban los abusos de poder que ocurrían en Venezuela.

Esos venezolanos de clase media, con buena formación académica, son mano de obra requerida y con buena inserción laboral. Son personas y familias que cumplían con los requerimientos legales y que con recursos propios pudieron emigrar.

Venezuela, hoy posee el mayor grado de pobreza y exclusión social, gran inseguridad, paramilitares y narcotraficantes  vinculados al gobierno y los migrantes que continúan llegando tienen menor formación académica y en su mayoría provienen de los extractos sociales más bajos, que huyen no tanto por política sino por hambre, desocupación y la actividad criminal

Junto a los venezolanos llego otro contingente de inmigrantes proveniente de centro América y especialmente de las Antillas. Por lo general son de bajo nivel educativo y llegan con ínfimos recursos.  Arriban a la costa brasileña o a las Guayanas y enfilan hacia el sur con múltiples escalas, algunos realizando breves trabajos precarios y continuando su marcha ante el rechazo y falta de oportunidades que les brindan los países por donde transitan. Así han llegado, generalmente sin cumplir con los requerimientos de inmigración e indocumentados. Aquí; Identificación Civil les proporciona una Cédula de Identidad provisoria y con ella se manejan en su trajinar diario, luego vienen los problemas laborales y de alojamiento.

Trabajo hay poco y lo que consiguen es muy informal, los jóvenes por lo general se ocupan como delivery y los más calificados en empresas de seguridad, otros se han trasladado al interior especialmente a diversas localidades del Departamento de Canelones para vincularse a actividades rurales. Las mujeres a artesanías, limpiezas, cocina y cuidado de enfermos.

Los vemos cuidando autos, vinculados a nacionales desarraigados, vagos, consumidores y mini distribuidores y muchos son captados por ese lumpen y participan de arrebatos, agresiones; pasan a contribuir con la inseguridad reinante, hay quienes finalizan ese periplo en las cárceles.

El alojamiento es todo un gran tema, hay quienes logran el apoyo del Mides y son albergados en sus hogares, otros duermen en la calle, en las plazas y frentes de edificios públicos y viviendas privadas.

En ese trajinar permanente  individualizan casas desocupadas, se informan de las mismas en muchos casos en las propias oficinas públicas que los ilustran sobre atrasos en las obligaciones municipales, impositivas o cortes de servicios públicos, se reúnen algunos y proceden a ocupar.

Esto ha sido un hecho reiterado, utilizan esas viviendas como lugar de alojamiento, de reunión y guarda de objetos que recolectan. Y en algunos casos en complicidad con nacionales como puestos de venta de droga.

Otros inmigrantes, contratan alojamientos en hoteles y pensiones precarias, comienzan los atrasos en los pagos y los echan. Pero algunos se resisten al desalojo, salen a la prensa y recurren a la justicia aduciendo irregularidades y carencias de permisos y de esa manera extienden su permanencia  y no cumplen con el pago convenido.

Ha habido muchos casos pero tomaron notoriedad en su momento el caso del ex hotel Avenida de 18 de Julio casi Julio Herrera y Obes, sobre el que alegaron insalubridad, humedades y presencia de roedores.

Y una pensión o casa de inquilinato ubicada en Soriano y Quijano.

La encargada de esta pensión fue agredida y expulsada por sus inquilinos centroamericanos, también con el argumento de algunos pagos no comprobados y de carencias de servicios. Se genero un problema judicial.

Por otro lado se han aglutinado a manera de Cantón en algunos lugares como la zona de la aguada;  en inmediaciones de los cruces de Miguelete con Barrios Amorín, o Yaguaron con Nueva York se han adueñado de la zona; se pasan el día en la puerta de las casas y cuando baja el sol se explayan por la plazoleta y todo el lugar, con su música centroamericana a alto volumen, alterando la vida, comportamiento y movilidad del barrio.

El último gran contingente de inmigrantes proviene de Cuba.

Su nivel cultural es superior al de estos últimos pero tienen muy incorporado la doctrina comunista, les cuesta asumir nuestra forma de vida. En las redes tomo gran difusión una grabación realizada por cubanos que cometen abigeato en la zona de Sauce, roban un buey lo faenan y lo consumen en la zona de Santa Roza donde están radicados.

Resulta increíble. Extranjeros que procuran el amparo de nuestro país y se vanaglorian filmando su delito y luego disfrutando de un asado.

Esta semana tomó estado público él desalojo de una  casa ocupada por intrusos en la calle Canelones, en donde aún permanecen un grupo de “ocupas” por una prorroga conseguida.

Dicen que alguien les alquilo y que se sienten estafados. Eso es poco creíble pues los primeros “ocupas” conducían las motos que aún se ven. Las autoridades intervinientes pueden informarse con la propia  policía que alertada por alguien se constituyó en el lugar con varios vehículos el día 29 de setiembre pasado a poco del ingreso de los intrusos.

Pasados varios días UTE les conecto la luz con contador externo y seguían viniendo las mismas motos y sus conductores vestían chalecos de empresas de reparto de comidas. Delivery. El tema de las ocupaciones debe ser atendido con seriedad, sancionando a quienes intenten beneficiarse del patrimonio de terceros y en el caso de inmigrantes debe actuarse con mayor énfasis. Se permite el ingreso al país con muy pocos requerimientos; no se deben tolerar conductas delictivas.

Los perjuicios no pueden recaer sobre los propietarios de bienes invadidos. Al lado de esta casa hay una obra con personal permanente que puede aportar información. Esta finca era habitada por dos hermanas ancianas oriundas del interior. Hace poco más de un año ambas fallecieron, primero una y luego la otra que siempre era acompañada por una empleada domestica. La casa fue cerrada con electrodomésticos y mobiliario.  Después de esta ocupación se vio un camión fletero que fue cargado con muebles y un contenedor con desechos de la casa.

Lo del inocente alquiler huele a falso, es común que los primeros “ocupas” regenteen, asignen espacios, cobrando. Recuerdan a los “chingas de los palomares” “igual”. Además en pensiones y hoteles nadie paga más de un mes por adelantado. Veremos que dictamina la justicia. La inmigración se está complicando. Deben establecerse protocolos de admisión rechazo y expulsión de extranjeros, para proteger nuestra forma de vida.

 

 

 

Deja un comentario