Buscar



Pepe y Julio

Washington Abdala

Ring, ring, ring (teléfono fijo). —Pepe: ¿Me podésh pashár con Shanguinetti?

—Desconocido: (Contesta en el domicilio del Dr. Sanguinetti) ¿Perdón, quién desea hablar con el presidente?

—Pepe: ¡ Shoy Pepe mijooo! Dale néne que no tengo todo el díiia…

—Desconocido: (Se nota que tapa el teléfono con la mano y dice: ¡Es Pepeeee! ¿Qué hago?)

—Julio: ¿Hola? Ejem…(carraspeo).

—Pepe: Bo Julio, vamo a metérnosh a dar una manito. ¡Mirá que shé hunde todo con los giles que hay! Los túshos están tódosh fumigáus y los miooosh no levantan a nadie… ¡Cortála!… ¡Ashúda ché! ¡No te borrésh!

—Julio: Pero presidente, usted sabe que nuestro cronograma biológico no nos habilita a semejantes aventuras… ya cumplimos de sobra con la república…

—Pepe: ¡Játe de joooder Julioooo! ¡Jáaate de joder! ¡No nos juntan un voto! Los míosh me imitan. ¡Rénabosh! ¿Mirálo al Pacha? Engorda, sholo come y dishe giladas. Orshi she borra. Tá de vivo. Los túshoos… bueh los túshoos… ¡sha ni shé los nombres de los túshoos! Shí, penshándolo bién vósh tásh jodido… por éshooo mismo tiene razón Glodoskill: ¡Tenésh que shalir y tá! ¡No tenésh otra! ¡Tiráte no te hagas el fesa!

—Julio: Ya cumplimos con el país de sobra (imposta la voz en un registro más bajo), yo, yo, yo, ayudo, escribo, voy hasta actos de Amado —sube la voz— ¡De Amado!, imagine si seré magnánimo…lo nuestro es la mesura, tengamos el talante que corresponde a este tiempo ominoso que nos toca transitar.

—Pepe: ¡No entendésh un carajo! ¡Shalí del narshishísmo político muñecooo! ¡She funden los tarados túshos! ¡Y mi grupo shin mí esh como tomar Fanta caliente! ¿Shabés que te falta a vósh? ¡Jorge Báshe! ¡Eshe te enloqueshía y te obligaba a mover las caderas como Shakira! ¡Tamos jodidosh, ustedes por quioshquito y noshotros porque el “pelau” nos come de atriqui con Tabaré! ¡Los lata vienen por todo Julioooo!

—Julio: Pero presidente, ¿acaso usted no advierte que los años han hecho mella en nuestra templanza y el entusiasmo que teníamos ya no es el mismo? Tengamos dimensión, estatura y un poco de garbo…

—Pepe: (Silencio) Ehhh…(Se siente que le comenta a otro: eshte tipo shigue en el tiempo de María Cashtaña)

—Julio: ¿Hola? ¿Hola? Sigue allí presidente…

—Pepe: Shí, shí, shigo acá, ¿Dónde voy a ir mijo? ¿Qué mierda ésh ésho del “garbo”? Shó lo único que veo es que los blancosh she van a colar por debajo e la shinta con el cuquito… allí no te veo cómodo profeshor… ¡Shé shinshéro Juliooo!

—Julio: Tengo una responsabilidad institucional, mi deber es el país, mi partido está luego de la república…

—Pepe: ¡Ufaaaa! ¡No me jódash Julio que ushtedes siempre meshclaron todo: paísh, eshtado, nashión, república y barra de amigosh! ¡Mirá que Deshbocatti te la pusho en un ángulo! ¡Metéte y empujá que shi no: SHÉ-FUN-DEN! ¿O vos creesh que el Nésto Tálvi junta algún votito? ¡Tásh loooco! ¡Sholo shi shalís vos las veteranas reviven y los viejos salen debajo de la manta! ¡Las eshítás a las viejas tá! Shó a mi barra la muevo. ¡Eshos creen que shoy el Che! Pero sholo no me da… en cambio shi shalimos los doshh me cuelo…Je, je.

—Julio: No, no puedo, no…me mata Marta, no sé…¿Usted cree que lo saco del diez por ciento al Partido Colorado?

—Pepe: ¿¡Vésh que no entendésh un carajo!? ¡Claro miiiijo! ¡Mucho másh! Y lo shalvás del entierro de lujo al que van por un tubo y pashás a la historia como “El Shalvadoooor”. Y cuando shego a preshidente te mando pa Italia como Embajador. ¡ I-TA-LIA! Genio y figura allí. Magináte vosh y el Papa peronacho. ¡Cartón lleno!

—Julio: Humm no sé Pepe, es una locura…

—Pepe: (En voz baja, muy baja) Te digo másh…hablo con los amigos del Písheneté y te mando alguno…je…je…ésha no she la imagina ni Ben Casey…¡Dale muñecooooo! ¡Dale que nos quedámosh con todo!

—Julio: ¿Con quién hablarías Pepe? Solo por curiosidad…

—Pepe: Hagámosh una cosha, me voy para tu casha y te cuento…llevo mate y una pasta frola que me regaló una vecina alcahueta ahora que Lushía no me hashe ni la shopa…

—Julio: Tengo café Pepe, no tomo mate. Dejo la puerta del garaje abierta. Entrá sin avisar. ¡Apurate que quiero ver el noticiero de la RAI!

Deja un comentario